miércoles, marzo 15

Cartas desde la trena (VI)

El anciano compañero ese tan amable que tenía murió ayer. El pobre llevaba ya 62 años en esta carcel. Le quedaban sólo tres para jubilarse y cobrar una pensión. Pobre, no podrá ser. Los pajarillos se los repartieron algunos presos y creo que se los han comido. Al final han servido para algo.
Otra vez tengo nuevo compañero. Es un tío callado que debe de padecer algún tipo de parálisis facial ya que no hace un gesto ni cuando caga. Su cara me es familiar pero no termino de identificarlo. Creo que a este tipo le pasa un poco como a Clark Kent en los tebeos de Superman, que cuando se quita las gafas nadie lo reconoce. Le voy a pedir esta misma noche que se ponga gafas o se peine de otra manera a ver si así caigo donde he visto antes su cara.
Al igual que siento una extraña atracción por este tipo (¡y no es sexual!) existen un tipo de tebeo que sin saber muy bien el porque me producen una extraña atracción. No es su dibujo, ni su personajes, ni siquiera el autor. Tebeos que te llegan muy adentro y te despiertan sentimientos patrióticos y un amor sin medida por tu país y por su gente o por otro país con su gente. Este sentimiento se me desperto por primera vez de niño leyendo los tebeos de El Jabato o El Capitán Trueno, o Hazañas Bélicas, pero sobre todo el tebeo que desperto mis más escondidos y patrios sentimientos fué Roberto Alcazar y Pedrín (imagino que sería algún tipo de reedición) ya que sólo conozco una persona que en su juventud leyó estos tebeos, mi amigo Chefo aunque creo que prefería los de Flechas y Pelayos .
(Grandes momentos de la serie: ¡Atiza!, ¡Toma jarabe de palo! ó ¡Ostras Pedrín!)
.
Recuerdo sobre todo una viñeta de Batman: Dark Night en que el hombre murciélago coge a un político corrupto que se acaba de volar la tapa de sesos y lo tapa con la bandera americana mientras el muerto sostiene aun humeante el revolver. Ese tebeo fue acusado en su día de ser un cómic fascista y xenófobo. En él vemos a un Batman ya anciano que decide matar a toda la escoria que habita en una apocalíptica Gothan City. La escoria en vez de enfrentarse al héroe ve en su violencia un ejemplo de vida a segir y tatuandose murcielagos en la cara forman un ejercito que sigue ciegamente sus órdenes. Hay que reconocer que los posteriores trabajos de Frank Miller como Gime Liberty, 300, Robocop o Sin City no le han ayudado a quitarse esa fama de escritor facha que le rodea.
Este mismo tipo de bandas ultraviolenta que vemos en Dark Night las podemos encontrar en infinidad de tebeos pero sobre todo podemos verlas en los mangas. Caso de El Puño de Estrella del Norte o sobre todo en la magnífica Akira de Katsuhiro Otomo. En ella podemos ver como la ciudad de Tokio ha sido arrasado por la tercera guerra mundial y los supervivientes viven en los restos de la nueva ciudad conocida ahora como Neo-Tokio, una inmensa urbe que da cabida a innumerables tipos de gentes: bandas de motoristas, políticos desaprensivos y ambiciosos, terroristas, paramilitares y un proyecto secreto nacido a causa de la guerra. La obra ha tenido varias ediciones en España y en ellas podemos apreciar un hiperrealista dibujo realmente impresionante. Los edificios, armas y vehículos parecen auténticas fotografías. Un espectacular cómic inpirado, casi seguro, en la saga cinematográfica Mad Max. Saga que seguro también inspiro a Doug Moench para realizar su fantástica limited-serie Slash Maraud.
Otro héroe (esta vez de Marvel) de esos que causa extraña simpatía por su forma de solucionar los problemas es The Punisher y más si la historia esta contada por Garth Ennis (guionista de otra polémica serie The Preacher). Son innumerables la cantidad de superheroes justicieros extremadamente violentos que ha habido en el cómic. A los antes citados se pueden sumar, entre otros, Juez Dreed, Elektra, Question, John Constantine, The Shadow, Manhunter, El Pacificador, Vigilante, etc.
Alan Moore supo entender la importancia y calado de este estereotipo de "héroe" y creo a Rorscharchs en su espectacular Wathmen. Donde otro héreoe, conocido como El comediante (una libre versión de el Capitán América) acaba siendo víctima de su propia locura pasando de ser un héroe integro y leal a su pais a un despiado criminal.
Claro que si hablamos de tebeos de temática violenta y ultra podemos destacar la obra del francés Vuillemin que fué censurada en su momento en España y retirada de los quioskos. Casulamente vivimos una época en que todo el mundo se echa las manos a la cabeza ante las protestas del mundo árabe por la caricaturas de Mahoma. ¿Nadie recuerda esa gran obra, publicada por entregas en Makoki, titulada SS=Hitler donde con una gran dosis de humor se reía del genocidio judío criticando así la política que estos mismos judios tiene actualmente con Palestina?
Cuando el Vuillemin se pone bruto, desde luego, no hay quien le gane.
.
Después de este concienzudo reportaje dedicado a los héroes con carácter vamos a un tema algo mas suave para quitarnos el mal sabor de boca que, a algunos, ha podido dejar. Vamos a hablar de las bonitas historias que podemos encontar en el Tomo 2 de El Principe Valiente. Historias para toda la familia carente de esa furia y rabia que desprenden los cómic antes citados.
Además veremos una serie de ejemplos de esa dulzura y jobialidad que, a pesar de sus muchos años, desprenden estos tebeos.
En varias de las páginas de este Tomo 2 nos podemos encontrar las siguientes joyas:

- Viñeta 1: Atentos a la declaración de buenos buenos principios.
- Viñeta 2: Atentos a la costumbre viril de aquella época de pelear desnudos para rozar cuerpos con cuerpos.
- Viñeta 3: atentos al pie de viñeta y como se divierten los caballeros.
- Has dado en un ojo, ¡¡100 puntos!!
- ¡Venga si ahora le doy en los huevos me llevo todo el bote!
.
- Viñeta 4: Aquí ya es más claro en sus intenciones, La limpieza de sangre, sólo la pura puede permanecer..
- Viñeta 5: No todo va a ser violencia. Tambiénhay entretenimientos romanos en donde es por todos sabido, no se incluía a las mujeres y sí a jóvenes mancebos..
Y para terminar criticar a todos esos ineptos que no han sabido apreciar los colores de la edición de Planeta DeAgostini. Planeta se ha anticipado a todos los lectores y en vista a la reedición de Flash Gordon usa este tipo de filtros que enlazan la colección de El Príncipe Valiente y Flash Gordon ya que los fondos que podemos ver en todas y cada una de la páginas creadas por Hal Foster recuerdan a las galaxias que podemos ver en las obras de Alex Raymon.

2 comentarios:

malavidacomics dijo...

Wander, eres el más grande. Llevas casi 30 años leyendo estos tebeos, y aún no has aprendido a escribir correctamente sus nombres.
Muy bueno el post, aunque al principio me he acojonado, las cosas como son...

Marcos_JW dijo...

De todas maneras en El Príncipe Valiente hay cantidad y cantidad de joyicas como las que he remarcado anteriormente.