martes, enero 31

BROKEBACK MOUNTAIN (parte I)

Se me solicita gentilmente Xcar en el Foro de MALAVIDA que comente la película BROKEBACK MOUNTAIN que como todos ya sabrán es una de unos vaqueros a los que les pica el moreno. Pero antes tengo que decir que no soy de los que suele ir a ver películas de esas de pensar. De hecho la última que he visto que merece muy mucho la pena recalcar, y que lo haré proximamente, es The Mechanic. Tanto es así que hasta pasados ya 15 minutos de película ni me dí cuenta de que estaba en inglés (algún listillo dirá que eso es debido a que no hay dialogos, solo tiros, pero eso son rumores. Charles Bronson al igual que Chaplín no necesita de diálogos). Fue tanto el climax que paré la peli para verla en otro momento en que "la presi" no molestase con el ruido de la aspiradora.
.(The Mechanic, con el puto amo)
.
Y decía antes lo de las pelis de pensar porque viendo Brokebeack Mountain pensé "Esta peli no me parece nada original". Mis pensamientos fueron todavía aún más allá: "Joder si pienso que una peli de dos duros cowboys maricas no es original es que estoy muy estropeado". Entonces empecé a preocuparme un poco y vinieron a mi cabeza extraños pensamientos (La peli, de unos tíos en una isla, UPL, conocidos en foros de gays que buscan rollo, furrys, amigas de mis amigos lesbianas que bailan encima de la barra con camisetas mojadas,....)
Esta última imagen en mi pensamiento que indicó que todo no estaba perdido, algo había en mi cabeza que todavía funcionaba bien. ¡¡¡Y entonces caí!!!
Hace años en mis tiempo de pelis de ninjas y samurais alquilé esta (y no es que fuera por equivocación):
(Gohatto, 2000)
.
La cosa comienza bien. En el Japón de finales del siglo XIX dos jóvenes bien diferentes hacen las pruebas para ser reclutados y formados como samurais.
Tras superar la prueba de inscripción, que consite en luchar contra el instructor y ganarle, Tashiro y el apuesto Kano ingresan. Ambois dos van instruyéndose y formándose como samurais, participando juntos en misiones y creciendo así su amistad.
Ya al poco de entrar en la academia la belleza de Kano hace que sea deseado por la mayoría de sus compañeros. En el supuesto de que hubiera habido nominaciones como en O.T. seguro que sus compañeros siempre le habrían salvado.
Para sorpresa de todos Kano es un hombre fiel y amante de un sólo hombre (su compañero Tashiro del que se acaba enamorando) lo que hace que todo el resto de samurais se sientan más celosas que una gitana.

En ese cuartel no se duchan por no correr el peligro de que se caiga el jabón y te claven la katana. Lo malo es que en vez de literas todos los samurais duermen juntos en un pabellón que sólo tiene cuatro paredes, provocando que haya que dormir siempre boca arriba con los consabidos ronquidos que esto produce.
(¡Le dije que se cortará las uñas antes pero no me hizo caso!)
Kano se iba buscando que le petaran el culo ya que se maquillaba a todas horas, tenía el cutis como el culito de un bebe y el pelo siempre brillante. Hasta se pintaba los labios con la excusa de que era para que no se le cortaran debido al frío. Para más inri andaba como las geishas así despacito y con pasos cortos.
Lo que al principio son sólo rumores y tontadas acaba como el rosario de la aurora con combates a muerte y hasta con la muerte del propio Kano.
No recuerdo muy bien el final pero creo que los dos pipiolos mueren a manos de un celoso samurai. Cuento el final por que no creo que ninguno de los que entran a este blog vayan a ir corriendo al video-club o al e-mule a conseguir esta película.
La película esta basada en varios cuento s japoneses.
Llegados a este punto cabe suponer que ese cuartel era un centro de vicio y perversión, pero hay algo que se salva. Una persona íntegra, fiel a los principios de los samurais: Capitán Toshizo Hijikata, protagonizado por Beat Takeshi (el Charles Bronson japonés).
A pesar de intentar una vez tras otra que sus samurais se comporten como pasa lo que pasa.
En resumen, la película es un cruce entre Brokeback Mountain y Diario de un Geisha. La crítica a dicho de ella: "Vaya mierda", "¡Que nos devuelvan el dinero", "¡Que les den a ellos y al del video-club por ponerla en la estantería de artes marciales".

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Al encontrar por casualidad tu blog en la red y leerte, sólo me quedaron algunas dudas puntuales:

1) ¿De qué país latinoamericano de mierda sos en el que se puede hablar de manera tan homofóbica con tanto desparpajo? Bueno, la televisión por satélite llega hasta al medio de la selva. Pero no quita que seguramente los dioses sigan pidiendo sangre para que se derrame escaleras abajo por las pirámides. Hablás por tradición. Pobre.

2) ¿Cómo alquilaste una película japonesa sin entender un bledo de su cultura? Escribir estupideces te debe haber sacado músculos anabólicos en los dos dedos con que debés teclear. Ah,sí... ya veo, parece que querías ver lucha de espaditas. La ignorancia se paga.

3) ¿Cuando pensás retornar los estudios? Se ve que el primario te dejó medio lisiado para poder expresarte. Pero tal vez puedas aprender algo más e intentar la complicadísima tarea de educarte. Sociología, tarea imposible. Pero empezá por la lectura. Así, al menos le ganarías a los loros. Que tampoco piensan.

4) ¿Por qué no se difunde que la malaria provoca retraso mental? Digo, porque en el medio de los yuyos y mosquitos en donde vivís, si todos son como vos, hay que dar un alerta mundial. Y solicitar urgente a OMS que autorice la eutanasia para casos graves como el tuyo. Es horrible ver sufrir. Y peor, tener que leer a quien sufre.

Bueno, son preguntas hechas con limitada curiosidad, espontáneamente, como quien encuentra un bicho raro y asqueroso y lo observa antes de machacarlo. No te sientas con la obligación de responder, pues no voy a volver a este mugroso barro accidental.

Marcos_JW dijo...

¡¡Cada vez me gustan más las pelis de Charles Bronson!!
¡Ah y si que entiendo de la cultura japonesa ya que me he visto varias veces todas las pelis de Bruce Lee, Jacky Chan, y ninjas y samurais!!
Una vez hasta fuí a un japonés (que por cierto me pareció caro y donde comí bastante poco).
Tampoco me considero una persona homofoba lo que pasa es queme jode coger una película de espadas y ver una de mariconeo de la misma manera que me jodería ir a ver una de mariconeo y que sea de espadas.
Y que sepa usted que yo nunca daría la espalda a un homosexual (ni a usted).

omarorons dijo...

Hay que ser muy puto para hacer comentarios anónimos.Como se dice "ser puto no duele lo que duele son los comentarios"

Marcos_JW dijo...

Jajajajaja
¡Gracias Omar!